A partir de 1770 y gracias a que el Rey Carlos III comienza a establecer negocios con América en los puertos gallegos se inicia un importante desarrollo económico. Este nuevo auge de la galicia marítima motivó que a finales del siglo XVIII se iniciase la llegada de industriales catalanes que introdujeron en Galicia un nuevo arte industrial de conservación del pescado “el salazón” así como también nuevas artes de pesca como la xábega.

Entre las primeras fábricas de salazón que se construyeron se encuentra la de la playa de “Coroso” construida sobre unos terrenos que Carlos IV en el año 1790 donó a la familia catalana “Sáiz” dedicada a industrias de pesca y navegación.
Es en estos terrenos a los que hacemos referencia donde, desde 1970 hasta la actualidad, se ubica el Camping de Coroso. La antigua fábrica de Salazón es , en la actualidad, la cafetería-restaurante del camping.
Lugar: Palmeira, Ribeira, A Coruña