La Noche de San Juan.
El 23 de junio, solsticio de verano, e celebra la mágica noche de San Juan, fiesta antiquísima que celebran todas las culturas, con la que se señala la entrada del verano, el momento de máxima luz solar, el día más largo del año. Una noche que nos acerca al folclore misterioso de las tierras gallegas.

En torno a este evento se asocia una tradición popular en torno a la magia y el más allá -alén, en gallego-. Las llamas se elevan majestuosas para espantar a las meigas y malos espíritus, en consonancia con el dicho “En San Xoán, meigas e bruxas fuxirán”. Al menguar el fuego, es costumbre saltarlo varias veces.

Como complemento gastronómico para la velada se incluyen las sardinas con cachelos y pan -patatas asadas con piel-, y de ello habla otra expresión: “En San Xoán, a sardiña pinga o pan”.